miércoles, 5 de octubre de 2011

EL ATRACO


Todos miraban atónitos el tiroteo, era como estar dentro de una película. Los atracadores, habían salido del banco, con sus armas en mano y la policía, pisándoles los talones. La gente en la calle procuraba mirar todo aquello, poniéndose a cubierto y armados con sus teléfonos móviles, para intentar coger la mejor instantánea de los echos, con un poco de suerte alguno de ellos conseguiría la instantánea que sacarían los medios de comunicación en todas las portadas y ya de paso un buen dinero.
Pero siempre había alguna bala perdida, que terminaba impactando contra algún transeúnte, incauto.

Jotacé

2 comentarios:

  1. Buena historia, reflexiva, baja, casi cotidiana o, mejor dicho, seguro que cotidiana en algunas partes del mundo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Intento meter historias cotidianas, cosas que veo o me llaman la atención, alternandolas con otras más fantásticas.

    ResponderEliminar